SMART

Smart

Objetivos SMART

La importancia de tenerlos en cuenta al momento de definir la Estrategia de Marketing de nuestra empresa

¿Qué significa que un objetivo sea SMART?

S – Específicos (Specific en inglés): Cada objetivo debe contener una acción específica y no una demasiado general, es decir, que exprese claramente qué es exactamente lo que se quiere conseguir. Cuanto más específico sea un objetivo más fácil será de comprender para todas las personas que forman parte de la empresa y más sencillo será encontrar las estrategias que permitan alcanzarlo.

M – Medibles: Si no ponemos medidas a nuestros objetivos, no podremos evaluar si los hemos conseguido o no. Como he dicho antes, si como objetivo tenemos “vender más” ¿Cómo se si lo he logrado? ¿Cuándo venda 10 céntimos más ya lo conseguí? Por ejemplo, podríamos decir “Aumentar un 10% la facturación anual, actual”. Ya hemos puesto una medida.

A – Alcanzables: Nuestros objetivos se deben alcanzar con facilidad. Si fijamos objetivos sencillos iremos evolucionando y mejorando paso a paso, con lo que mejorará nuestra motivación y autoestima. Para saber si son alcanzables, debemos pensar si disponemos de los recursos para poder alcanzarlos, tenemos que realizar inversiones, etc. Si por ejemplo, yo peso 52 Kgr y me pongo como objetivo perder 20 Kgr, es un objetivo NO realista y por tanto inalcanzable. No estoy definiendo bien el objetivo y por tanto, nunca lo alcanzaré.

R – Relevantes: Es importante que los objetivos sean medibles, alcanzables y que estén delimitados en el tiempo, pero sobre todas las cosas es importante que sean relevantes. Si estableces unos objetivos irrelevantes puedes estar guiando a tu empresa en la dirección incorrecta; por este motivo, para establecer unos objetivos SMART es necesario dedicar el tiempo suficiente a descubrir cuáles son realmente nuestras necesidades ¿Qué es lo realmente importante para tu empresa?

Vamos a poner un ejemplo: Una tienda online de alimentación, con un blog con consejos nutricionales y recetas para captar tráfico a la web, decide establecer el siguiente objetivo “conseguir 10.000 visitantes al blog mensuales en menos de 3 meses”. El objetivo está bien planteado, pero si su objetivo real es vender productos en su tienda online, quizás no sea del todo un objetivo relevante. Esta tienda podría dedicar todos sus esfuerzos de marketing a conseguir miles de visitantes y encontrarse con que luego ninguno compra sus productos. Podríamos replantear este objetivo para hacerlo relevante o añadir otro que le diera esa relevancia, por ejemplo: “Conseguir un volumen de ventas de 100.000 pesos al mes de los visitantes que vienen del blog en menos de 3 meses”.

T – Tiempo: Debo fijar un tiempo para lograr el objetivo, sino es un objetivo flotante, que nunca sé si he conseguido.

Cuando vayamos a redactar el objetivo, para que resulte eficiente, debemos tener en cuenta las siguientes tres claves:

  1. Debe cumplir con todas las características de los objetivos SMART y que acabamos de explicar.
  2. Debe contener toda la información necesaria, pero a su vez debe ser conciso y concreto.
  3. Debe utilizarse un lenguaje claro y fácil de comprender.